Acreditación de centros:
Nº 17 Sección 2ªicass - Nº39/C222


26 DE JULIO: DÍA DEL ABUELO

El día 26 de este mes se celebra el día del abuelo en nuestro país, por eso desde Geriátrico de la Hoz os queremos contar como nació el día que les hace homenaje a nuestros mayores. La historia del Día del Abuelo comenzó en el pueblo de Oak Hill, en Virginia el Oeste, con Marian Lucille Herndon McQuade, una ama de casa, madre de 15 hijos y abuela de 40 nietos. Desde niña desarrolló una estrecha relación con su abuela, con quien compartía mucho tiempo. Ella enseñó a su nieta a apreciar y a respetar los ancianos. Juntas visitaban a los abuelos de la comunidad. Con los años, Marian Hemdom desarrolló un interés especial en los ancianos. Este cariño la motivó a iniciar una campaña para celebrar un día completo en honor a ellos. El 1973 marcó la historia: se celebró y declaró el primer Día del Abuelo en Virginia del Oeste. Pocos años después, el Congreso apoyó la moción de la mujer. Un día después del Labor Day (Día del Trabajo) se celebra el National Grandparents Day (Día Nacional de los Abuelos). Las fechas del Día del Abuelo varían de país a país, pero todas tienen un objetivo: rendir homenaje y agradecer a los abuelos por ser mucho más que miembros de la familia. Son aliados, amigos, confidentes, consejeros y hasta segundos papás. Una frase inspiradora para esta fecha afirma que «nadie puede hacer por los nietos lo que hace el abuelo». Por eso, a todos ellos: ¡feliz Día del Abuelo!...
Leer Más

POTENCIAR EL AUTOESTIMA DE ESA PERSONA MAYOR

Al llegar a una avanzada edad, muchas personas tienden a perder su autoestima y a sentirse inútiles para la sociedad. Para paliar este problema hay que favorecer el hecho de que estas personas se sientan capaces de realizar las tareas cotidianas. Si el cuidador es capaz de potenciar la autonomía de su familiar, éste se sentirá más competente. Modos de mejorar la autoestima de las personas mayores dependientes: – Potenciar la autonomía. Seguir las recomendaciones anteriores es una importante forma de potenciar la autoestima. – Permitir que el familiar tome las decisiones que le afectan y consultar sus preferencias hará que sienta que tiene control sobre su propia vida. La persona mayor ha de asumir esas decisiones como objetivos propios. Por ejemplo, la opinión del mayor es importante cuando hay que realizar cambios en la casa, cuando es necesario utilizar servicios sociales y ayudas externas a la propia familia (por ejemplo, contratar a una persona que le cuide, etc.) o cuando es necesario que se traslade a casa de los hijos o a una residencia. – Conseguir que la persona mayor se sienta útil. Para ello se le puede encomendar tareas sencillas que se sepa que puede hacer (ir doblando la ropa mientras la cuidadora plancha, por ejemplo). También pueden simplificarse las labores que se le piden para que pueda realizarlas paso a paso. Pueden compartirse las preocupaciones con el familiar al que se cuida acerca del trabajo, los hijos, los amigos, etc. La búsqueda del consejo de la persona mayor es la mejor muestra que se le puede dar sobre su valía. – Procurar que el familiar asuma responsabilidades en la medida de sus capacidades. Se le puede pedir, por ejemplo, que quite y ponga la mesa, que haga la cama, que se encargue de las plantas, etc. Hay que tener en cuenta que es más fácil mantener costumbres que crearlas. – Respetar la intimidad durante las tareas del cuidado porque éste conlleva con frecuencia una gran proximidad física entre los cuidadores y los familiares. Costumbres como llamar a la puerta de su habitación o respetar sus deseos de permanecer a solas son aconsejables para salvaguardar su...
Leer Más

El gasto en pensiones alcanza un récord de 8.000 millones en junio, un 3,2% más

La Seguridad Social destinó en el presente mes de junio un total de 8.002,7 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, un 3,2% más que en el mismo mes de 2013, según datos publicados este jueves por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Es la primera vez en la historia del sistema en la que la nómina mensual de las pensiones contributivas supera la barrera de los 8.000 millones de euros. La pensión media de jubilación alcanzó a principios del presente mes los 999,41 euros mensuales, lo que supone un 2% más respecto al mismo mes de 2013. Por su parte, la pensión media del sistema, que comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), se situó al iniciarse junio en 870,75 euros mensuales, lo que supone un aumento interanual del 1,7%. En concreto, la pensión media de viudedad se situó en junio en 624,03 euros mensuales, un 1% más, mientras que la de incapacidad permanente alcanzó una cuantía media de 915,57 euros mensuales, con un incremento del 0,9%. Asimismo, la pensión media de orfandad ascendió a 369,76 mensuales, un 0,4% menos que en junio de 2013, mientras que la de favor de familiares se situó en 508,10 euros al mes, con un repunte del 1,6%. El número de pensiones contributivas de la Seguridad Social alcanzó la cifra de 9.190.583 el presente mes de junio, la más alta hasta la fecha, con un crecimiento del 1,5% sobre igual mes de 2013. De esta cantidad, más de la mitad, 5.550.828 fueron pensiones de jubilación, con un repunte del 1,9% respecto a junio de 2013, mientras que 2.346.805 eran pensiones de viudedad (+0,5%), 929.463 de incapacidad permanente (-0,6%), 325.137 de orfandad (+6,8%), y 38.350 a favor de familiares (+1,7%). País Vasco, Madrid y Asturias siguen en cabeza Por comunidades autónomas, siete de ellas más Ceuta superaron en junio la pensión media nacional, establecida en 870,75 euros al mes. País Vasco (1.076,28 euros), Madrid (1.030,58 euros) y Asturias (1.028,44 euros) registraron las pensiones más elevadas. Les siguen Navarra (991,85 euros), Aragón (909,51 euros), Cantabria (908,66 euros), Cataluña (900,97 euros), Ceuta (898,58 euros), Castilla y León (851,53 euros), La Rioja (838,57 euros), Melilla (829,30 euros), Canarias (812,07 euros), Castilla-La Mancha (809,19 euros), Comunidad Valenciana (801,65 euros), Baleares (799,19 euros) y Andalucía (789,17 euros). Cierran la tabla, con las pensiones menos cuantiosas, Murcia, con una...
Leer Más

POTENCIAR EL AUTOESTIMA DE ESA PERSONA MAYOR

Al llegar a una avanzada edad, muchas personas tienden a perder su autoestima y a sentirse inútiles para la sociedad. Para paliar este problema hay que favorecer el hecho de que estas personas se sientan capaces de realizar las tareas cotidianas. Si el cuidador es capaz de potenciar la autonomía de su familiar, éste se sentirá más competente. Modos de mejorar la autoestima de las personas mayores dependientes: – Potenciar la autonomía. Seguir las recomendaciones anteriores es una importante forma de potenciar la autoestima. – Permitir que el familiar tome las decisiones que le afectan y consultar sus preferencias hará que sienta que tiene control sobre su propia vida. La persona mayor ha de asumir esas decisiones como objetivos propios. Por ejemplo, la opinión del mayor es importante cuando hay que realizar cambios en la casa, cuando es necesario utilizar servicios sociales y ayudas externas a la propia familia (por ejemplo, contratar a una persona que le cuide, etc.) o cuando es necesario que se traslade a casa de los hijos o a una residencia. – Conseguir que la persona mayor se sienta útil. Para ello se le puede encomendar tareas sencillas que se sepa que puede hacer (ir doblando la ropa mientras la cuidadora plancha, por ejemplo). También pueden simplificarse las labores que se le piden para que pueda realizarlas paso a paso. Pueden compartirse las preocupaciones con el familiar al que se cuida acerca del trabajo, los hijos, los amigos, etc. La búsqueda del consejo de la persona mayor es la mejor muestra que se le puede dar sobre su valía. – Procurar que el familiar asuma responsabilidades en la medida de sus capacidades. Se le puede pedir, por ejemplo, que quite y ponga la mesa, que haga la cama, que se encargue de las plantas, etc. Hay que tener en cuenta que es más fácil mantener costumbres que crearlas. – Respetar la intimidad durante las tareas del cuidado porque éste conlleva con frecuencia una gran proximidad física entre los cuidadores y los familiares. Costumbres como llamar a la puerta de su habitación o respetar sus deseos de permanecer a solas son aconsejables para salvaguardar su...
Leer Más