Acreditación de centros:
Nº 17 Sección 2ªicass - Nº39/C222


El problema de las caídas en los ancianos

Las caídas son un problema igual de grave para los adultos de mediana edad como para los ancianos, según un nuevo estudio del gobierno estadounidense. En un sondeo realizado por teléfono, cerca de un tercio de los adultos de 65 años o más con artritis dijeron que habían sufrido una caída en el último año. Pero una proporción ligeramente mayor de los adultos de entre 45 y 64 años reportó haberse caído. Una cantidad mayor del grupo de mediana edad reportó haberse herido con la caída: 17 por ciento comparado con 12 por ciento en el grupo de ancianos. Cerca de la mitad de los estadounidenses de 65 años o más se quejaron de síntomas de artritis como rigidez y dolor articular. Casi un tercio de los adultos de mediana edad tienen artritis. El número ha estado aumentando, principalmente por el sobrepeso en la generación de la posguerra. La artritis puede hacer que sea más difícil mantener el equilibrio y debilitar la mitad inferior del cuerpo, lo que propicia las caídas. A aquellos con artritis se les recomienda caminar y realizar ejercicios moderados a fin de evitar que empeoren los síntomas, dijo Kamil Barbour, del CDC y autor principal del estudio. Las caídas son un síntoma importante, que pueden señalar un quiebre precoz de la funcionalidad del diario vivir o de una enfermedad que la puede afectar gravemente y llevar a una institucionalización precoz. Por esto deben considerarse como un síntoma cardinal, ya que pueden causar una pérdida de confianza en sí mismos y transformar a los ancianos en personas más vulnerables o frágiles. A pesar de ello, muchas veces el hecho de caerse no es considerado por el clínico, ni comunicado por pacientes ni familiares. La prevalencia de las caídas en la población de personas mayores de 65 años que viven en la comunidad varía entre un 15 a un 30%, estimándose que más de un tercio tendrá una caída una vez al año, subiendo a casi un 50% en los mayores de 85 años. El pilar diagnóstico fundamental para el análisis y estudio es la historia clínica. Ella debe ser corroborada con testigos o familiares. Las preguntas claves que se debe intentar contestar son: ¿Qué estaba haciendo cuando se cayó? (caminando, estaba parado o detenido, se levantó de la silla, etc.). ¿Se sentía bien antes de la caída? ¿Notó algún síntoma previo? (palpitaciones, dolor al pecho, alteración visual,...
Leer Más

Los abuelos son los fundadores de un legado de amor y cariño

Los abuelos son los fundadores de un legado de amor y cariño, siendo también el mayor tesoro de toda familia, auténticos guardianes de tradiciones. Primero, ellos cuidaron de nosotros y ahora nos toca a nosotros cuidar de ellos. Sus experiencias y sabiduría hacen que nuestra admiración hacia ellos sea infinita. Por ello, en Geriátrico de la Hoz cuidamos de ellos y les atendemos con todo mimo y respeto, devolviéndoles una pequeña parte del amor y cariño que ellos nos ofrecen desinteresadamente a nosotros, porque estamos convencidos y somos conscientes de que se merecen lo...
Leer Más

NUNCA ES TARDE PARA APRENDER INGLÉS

Muchas personas mayores están deseosas de aprender.  Llegan a una etapa en la vida en la que gozan de un tiempo libre que igual hasta entonces no habían tenido. Muchos optan por ir a la universidad con los programas senior  y otros lo que quieren es aprender un nuevo idioma. En ese momento se enfrentan ante una gran interrogante ¿Es posible aprender inglés con mi edad? La respuesta en un rotundo SI. Aprender inglés en la tercera edad es una gran actividad para los adultos mayores, ya que ayuda a combatir algunos males que muchos deben enfrentar como la soledad, la falta de autoestima y la pérdida gradual de memoria. A continuación se lo detallamos: Memoria: La memoria como ya hemos dicho en otras entradas, es algo que hay que ejercitar a cualquier edad pero sobre todo cuando se llega a la tercera edad. Si el cerebro no se ejercita, muchos adultos tienen cada vez mayores dificultades para relacionar situaciones, nombres de objetos y recordar donde pusieron las cosas, por ejemplo. Aprender inglés es una actividad que ponen en funcionamiento el cerebro ya que implica poner a prueba la memoria, hacer relaciones mentales y requiere muchísima concentración, además de auto disciplina y constancia. Autoestima: Son muchos los adultos que una vez que llegan a la tercera edad, sienten que ya no sirven para nada. Sin embargo, los ancianos tienen aún muchísimo potencial. Plantearse una meta y poder cumplirla es algo que llena de autoestima a cualquiera: para los adultos mayores, proponerse el objetivo de aprender inglés y poder hacer progresos en esta lengua es realmente estimulante y motivador. Sociabilización: Otro de los problemas que enfrentan los adultos una vez que llegan a la tercera edad es el sentimiento de soledad, que muchas veces se debe a la pérdida de un cónyuge o de los amigos más cercanos. Uno de los beneficios de estudiar inglés en la tercera edad es que ayuda a los ancianos a relacionarse con otras personas, hacer nuevos amigos y ganar autoconfianza. Por todo ello, si estabais pensando en aprender inglés y no os atrevíais a dar el paso, nosotros os animamos. ¡Las barreras están dónde vosotros...
Leer Más

Robin, el nuevo amigo de los ancianos

Aunque parezca algo sacado de una película de ciencia ficción, ya se ha inventado un robot que no sólo facilita la vida de las personas mayores, sino que también vigila su estado de salud. El robot para la ayuda de ancianos, que se llama Robin, es la nueva maravilla tecnológica de Europa. Se trata de un robot cuya principal misión es asistir a las personas mayores en sus propios hogares, ya que para muchos las tareas diarias cada vez se convierten en un objetivo más difícil que afrontar. Además, este nuevo robot también juega un papel relacionador, es decir,  conecta a los ancianos que viven solos con su familia para que no se pierda el contacto continuo entre ellos.  A todo esto se  suma el hecho de que  a través de sensores colocados por toda la casa, vigila su estado de salud y las actividades de la persona de la que se tienen que ocupar. Este innovador sistema robótico ya se ha ensayado con éxito en una casa italiana cuya dueña, Lea Mina Ralli, de 94 años, afirma lo siguiente: «Me preguntan por qué no vivo con mi hija, pero es que ella tiene a sus propios nietos y muchas responsabilidades nuevas. Con este valioso asistente, estoy más tranquila pensando en los años venideros». Sistema doble Los sensores están diseñados para detectar actividades como cocinar, dormir o ver la televisión y para efectuar un seguimiento de la salud, como la presión sanguínea o el nivel de azúcar en sangre, por ejemplo. Si ven que algo no va bien con la salud del anciano, se realiza una llamada urgente a un médico.  Durante todo el día, el robot se desplaza por el hogar y permite a los familiares, a los amigos y a los cuidadores visitar virtualmente a su «dueño». Como si se tratara de una conversación directa, pero a través de una  especie de web Cam situada en el robot. Precio competitivo Ya sabemos que la pregunta que todos os estáis haciendo es, ¿y este revolucionario robot será asequible para todo tipo de personas a pesar de que no gocen de una renta muy alta? De momento, seis hogares en España, Suecia e Italia disponen ya de este nuevo sistema robótico. El proyecto ha sido dirigido por la Universidad de Orebro (Suecia) y su producción comercial podría comenzar el próximo año. Además, para reducir su coste, los ancianos podrán...
Leer Más